Ya toda me entregué y di, y de
tal suerte he trocado, que es mi
Amado para mí, y yo soy para
mi Amado. Santa Teresa de Jesús

  Inicio Quienes Somos Noticias Espiritualidad Comunidades Nuestros Santos V Centenario Familia Carmelitana
Facebook Youtube  
NOTICIAS
Si eres dócil al Espíritu Santo, este te traerá alegrías. Papa Francisco
Si eres dócil al Espíritu Santo, este te traerá alegrías. Papa Francisco
Compartir:

Pidamos la gracia escuchar al Señor y de ser dóciles al Espíritu Santo, sin oponerle resistencia

"Pidamos la gracia escuchar al Señor y de ser dóciles al Espíritu Santo, sin oponerle resistencia". Fue la exhortación del Papa Francisco - en su homilía de la Misa matutina, en la capilla de la Casa de Santa Marta - poniendo en guardia contra esa resistencia, que algunos justifican con una, por así decir, fidelidad a la ley.

El Santo Padre reflexionó sobre un pasaje del Libro de los Hechos de los Apóstoles, en el que el Espíritu Santo le dice a Felipe lo que tenía que hacer para evangelizar al etíope,

No oponer resistencia al Espíritu Santo

Es Él, el Espíritu Santo, el que hace las cosas. Es el Espíritu el que hace nacer y crecer a la Iglesia.

En días pasados, la Iglesia nos presentó el drama de la resistencia al Espíritu: los corazones cerrados, duros, necios, que resisten al Espíritu. Veían las cosas, la curación del lisiado por parte de Pedro y Juan en la Puerta del Templo; las palabras y las cosas grandes que hacía Esteban, pero se quedaron cerrados a estos signos del Espíritu y opusieron resistencia al Espíritu. E intentaban justificar su resistencia con una, por así decir, fidelidad a la ley, es decir, a la letra de la ley.

Ser dóciles al Espíritu

Hoy, la Iglesia nos presenta lo contrario: no la resistencia al Espíritu, sino la docilidad, al Espíritu, que es precisamente la actitud del cristiano, señaló el Santo Padre. Ser dóciles al Espíritu, permite que el Espíritu pueda actuar, impulsar y hacer crecer a la Iglesia. Como con Felipe, uno de los Apóstoles, muy atareado, como todos los obispos, y que ese día tenía, seguramente, muchos planes de trabajo. Pero, el Espíritu le dice que deje todo lo que había planeado y que fuera donde estaba el etíope. Y él obedeció.

En ese encuentro entre Felipe y el etíope, al que el Apóstol le explica el Evangelio y su mensaje de salvación, el Espíritu trabajaba en el corazón del etíope y le ofreció el don de la fe. Ante ello, este hombre sintió algo nuevo en su corazón. Y pidió ser bautizado: fue dócil al Espíritu Santo.

Ser dóciles al Espíritu trae alegría

Dos hombres: uno evangelizador y uno que no sabía nada de Jesús, pero el Espíritu había sembrado en él una curiosidad sana, no esa de los chismes. Y, al final el eunuco prosigue su camino con alegría, la alegría del Espíritu, por la docilidad al Espíritu.

Escuchamos, en días pasados, lo que hace la resistencia al Espíritu. Hoy, tenemos un ejemplo de dos hombres que fueron dóciles a la voz del Espíritu. Y el signo es la alegría. La docilidad al Espíritu es fuente de alegría. Yo quisiera hacer algo, esto… Pero, siento que el Señor me pide otra cosa. ¡Encontraré la alegría allí donde está la llamada del Espíritu!

Habla Señor, que tu siervo escucha

"Habla Señor, que tu siervo escucha". Los invito a todos a rezar este ruego, que encontramos en el Primer Libro de Samuel, pidiendo la gracia de ser dóciles al Espíritu. Ésta es una bella oración que podemos rezar siempre: "Habla Señor, porque te escucho".

La oración para pedir aquella docilidad al Espíritu Santo y con esta docilidad llevar adelante a la Iglesia, ser instrumentos del Espíritu, para que la Iglesia pueda seguir adelante. "Habla Señor, que tu siervo escucha". Recemos así, tantas veces al día: cuando tenemos alguna duda, cuando no sabemos o cuando simplemente queremos rezar. Y con esta oración, pidamos la gracia de la docilidad al Espíritu Santo


 
Más Noticias

* III Encuentro CICLA Bolivariana 2014 Colombia Ecuador Perú

* El P. Denis Chardonnens, nuevo Presidente del Teresianum

* Convocatoria del P. General para la Oración por la Paz

*

* Nada te turbe Carmelitas Descalzas Arequipa

* Al encuentro de la ternura de Dios

* Asamblea del Comisariato

ver más

   

 

Orden Carmelitas Descalzos del Perú Comisariato San Martín de Porres - Teléfono: (511) 423-1439 - E-mail: cecadeteresita@gmail.com