Nada te turbe; nada te espante; todo
se pasa; Dios no se muda,la
paciencia todo lo alcanza. Quien a
Dios tiene, nada le falta. Solo Dios
basta. Santa Teresa de Jesús

  Inicio Quienes Somos Noticias Espiritualidad Comunidades Nuestros Santos V Centenario Familia Carmelitana
Facebook Youtube  
ESPIRITUALIDAD
Espiritualidad

 

ESPIRITUALIDAD Y CARISMA

Carisma Carmelitano

El carisma es un don que proviene de Dios y es dado a la Iglesia para el mundo. Puesto que a veces el don se refiere a una Orden Religiosa, se dice que tal don ha sido dado por Dios a un individuo o a un grupo, para una nueva familia religiosa en la Iglesia. Este regalo se transmite por los siglos y se enriquece por cuantos son llamados a vivirlo. El carisma de cada familia religiosa es el modo particular con el cual sus miembros son llamados a seguir a Cristo. Ya que todos los cristianos siguen a Cristo, los carismas tienen muchos elementos comunes, pero el modo con el que se presentan más relevante da a cada grupo religioso su impronta particular. La Iglesia ha invitado a todas las familias religiosas a redescubrir el propio carisma originario y de hacerlo vivo en cualquier cultura y en cualquier tiempo.

Los Carmelitas Descalzos somos religiosos consagrados al servicio de Dios, siguiendo las enseñanzas de Santa Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. Nuestra espiritualidad y carisma propio, es sobre todo la oración y el apostolado vividos en comunión fraterna y hermanados al servicio de la Iglesia. Somos una Orden enteramente Mariana. María no sólo es Madre y Señora de nuestra Orden, sino también nuestro modelo de oración y de sacrificio en el camino de la fe.

“María es el ideal vivido de vida carmelitana, vida de escucha de la Palabra de Dios y entrega total a su servicio en la obra de salvación”.

Vivimos en comunidad fraterna ayudándonos unos a otros y nuestra vocación es fundamentalmente una llamada a la unión íntima con Dios mediante la oración, entendida como trato de amistad, Este trato de amistad alimenta toda la vida apostólica. Pretendemos realizar ambos servicios: contemplativo y apostólico, fieles a la idea primitiva de Santa Teresa de Jesús. A imagen y semejanza de una familia, del “pequeño colegio de Cristo” (los apóstoles)

El servicio apostólico que realizamos es múltiple:

- El apostolado orante por las necesidades de la Iglesia unido al apostolado parroquial y misionero al amparo de Santa Teresita del Niño Jesús, (Patrona Universal de la Misiones).

- Trabajamos en la promoción humana, especialmente por los más necesitados, sirviendo siempre a la Iglesia y a los hombres.

- Promovemos el culto mariano bajo la advocación de nuestra Señora del Carmen.

- El acompañamiento y orientación a nuestras madres de clausura y la dirección espiritual. Divulgamos la doctrina de la más alta espiritualidad.

- Los primeros carmelitas viviendo en la soledad del Monte Carmelo, buscaron la plenitud de la vida cristiana imitando a Jesucristo. Ellos han gozado y experimentado en su corazón, el deseo de consagrarse a Dios de manera total y definitiva. Gracias al carisma y testimonio de Santa Teresa, nuestra Orden ha sido renovada y ha encontrado el sentido de su vocación: nosotros como sus hijos abrazamos la vida religiosa en obsequio de Jesucristo (en entrega total Cristo), mediante los votos de pobreza, obediencia y castidad, vividos en comunidad y dedicados al servicio de la iglesia.

- Nos esforzamos en el servicio, el trabajo y la oración por la salvación de los hombres. Vivimos al estilo de Santa Teresa de Jesús, fomentando las virtudes y valores humanos: la alegría, la humildad y suavidad de la vida fraterna en un ambiente de familia.

MISIÓN APOSTOLICA DE LA ORDEN

Nuestra orden fiel al carisma transmitido por Santa Teresa y San Juan de la Cruz participa en la construcción del Reino desde un espiritual contemplativo y apostólico “A la hora de prestar nuestro múltiple servicio a la Iglesia dedicamos la mejor de nuestras fuerzas al ejercicio del apostolado peculiar de la Orden, que en cierto modo brota del mismo carisma...” (Const. N° 98)

De igual modo realizamos fraternalmente la tarea de formar a los miembros del Carmelo Seglar” (Const. N° 103).

DOCTRINA

Los carmelitas formamos una familia religiosa que insertada en el pueblo de Dios y enriquecida con carisma propio, cumplimos una misión peculiar en el cuerpo místico de Cristo, con un afán de renovación permanente. Conscientes de esto y dóciles a la llamada de Dios nos sentimos en sintonía con el genuino espíritu y vida de nuestros antecesores. Vemos no sólo hechos de un ayer lejano sino también el esbozo y proyecto providencial de nuestra vida en la Iglesia de hoy.

Al elegir a la Virgen María por Madre y Patrona de la Orden, vemos en su vida interior y unión con el Misterio de Cristo, un modelo admirable a nuestra consagración religiosa. También rendimos culto especial al profeta Elías.

Servimos a Cristo con corazón puro y buena conciencia siguiendo al superior con espíritu de fe. Meditamos continuamente la Sagrada Escritura, a fin que la Palabra de Dios nos llene el corazón con toda su riqueza y todo se realice por la misma Palabra del Señor.

Cultivamos sobre todo la oración en un ambiente de soledad y silencio. El sentido de nuestra vocación está estrechamente vinculado a la vida espiritual y el carisma de Santa Teresa. La vida de San Juan de la Cruz plasma la vocación del Carmelo renovado a través de sus hechos y doctrina.

 

 
 

Orden Carmelitas Descalzos del Perú Comisariato San Martín de Porres - Teléfono: (511) 423-1439 - E-mail: cecadeteresita@gmail.com